Como vivir más tiempo
Blog

Cómo vivir más tiempo

La piedra filosofal ha sido buscada durante años. Y sigue sin aparecer. Mientras, una de las búsquedas más habituales en libros y webs es “Cómo vivir más tiempo”. En este post te damos algunos trucos para vivir más y mejor.

La capacidad funcional de las personas mayores actuales es mucho mejor que la de sus iguales de hace 30 años. Este cambio de rendimiento demuestra que es posible vivir más tiempo, y mejor. La fluidez al hablar, la fuerza muscular, la velocidad de reacción o la agilidad al caminar es sustancialmente mayor en las personas entre 70 y 80 años hoy que las que tenían la misma edad en la década de los 90.

Distintos expertos, de entre los que hay que destacar al bioquímico italiano Valter Longo (considerado como el gurú de la longevidad) aseguran que el secreto no es ninguna piedra con poderes sobrenaturales, sino que lo tenemos mucho más a mano: buena alimentación, ejercicio físico y algunos ayunos al año.

Dieta mediterránea

Uno de los principales trucos para vivir más tiempo es seguir una buena dieta. Expertos de diversos países han señalado la dieta mediterránea como la más saludable. Seguir la alimentación propia de los años 50 en la cuenca del Mediterráneo previene enfermedades cardiovasculares, la diabetes tipo 2, la hipertensión y la depresión (entre otros males) El problema es que los cambios de tradiciones, estilo de vida y horario ha hecho que, poco a poco, la hayamos abandonando.

Seguir este tipo de alimentación te asegura cubrir todas las necesidades del organismo (proteínas, fibra, minerales…) y evita los ingredientes nocivos. De hecho, cuanto más cercana sea esta dieta al veganismo, más beneficios para el organismo. Por ello, si lo que se busca es vivir más tiempo, evitar ciertas enfermedades es clave. Y si solo con la dieta se puede conseguir, mejor. Esta saludable forma de comer se basa en los siguientes puntos:

-Consumir 4 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra al día, incluyendo el aceite usado para cocinar. Evidentemente, evitar lo máximo posible cocinar con mantequilla, margarina y nata; sustituyéndolo siempre que sea posible por el aceite de oliva.

-Tomar mínimo 3 piezas de fruta diarias.

-Y 2 piezas de verdura, al menos una de ellas en crudo (en ensalada, por ejemplo).

-Las carnes rojas deben comerse solo una vez a la semana. De hecho, es mejor si lo sustituís por carnes blancas (pollo, pavo o conejo).

-En cambio, se recomienda consumir un mínimo de 3 raciones de pescado o marisco a la semana.

-Las mismas raciones semanales que debes consumir de legumbres, las cuales deberíamos convertir en nuestra principal fuente de proteínas.

-Otra cosa a limitar son las bebidas azucaradas, las cuales deben ser también, como mucho, una vez en semana. De hecho, el azúcar en general, pero si te gusta la repostería ¡intenta que sea casera! Deberás limitar también las grasas saturadas y trans.

Otra de las evidencias del paso del tiempo es tu piel.

Y, de nuevo, los hábitos actuales juegan en contra del reto de vivir más tiempo; ya que el ritmo de vida acelerado, la falta de sueño y la contaminación no es compatible con mantener una piel joven.

Cómo vivir más y mejor

Por esta razón, cada vez más cosméticos, limpiadores faciales y maquillajes repelen o eliminan la polución de tu piel. Pero no solo te expones a diario a humos, sino también a la luz azul (aquella que emiten los dispositivos electrónicos ante los que te pasas horas a diario, y que tienen un efecto similar al de los rayos UV) Los signos habituales, tanto de la contaminación como de este tipo de luz, son la aparición de manchas y la pérdida de luz en el rostro.

Todos sabemos que deberíamos dormir un mínimo de 8 horas, pero también sabemos que pocos lo cumplimos. Los signos habituales de esta falta de sueño: hinchazón de mejillas o piel cenicienta, se unen a la falta de regeneración de la piel, pues esta se lleva a cabo mientras dormimos y necesita un mínimo de 7h. A estos síntomas, has de añadir los del estrés: arrugas, ojeras y pérdida de firmeza facial.

El aumento de esperanza de vida no significa mucho si las condiciones de esa vida “extra” no son buenas. Además, tienes que tener en cuenta que la comprensión de la vejez está cambiando: esos años que vivimos de más ya no se añaden a la vejez, sino a la mediana edad. Y cuanto más sano y en buena forma llegues a esa franja, mejor.

Terminamos con tres consejos del doctor Longo: come en intervalos de 12h diarias; empieza a las 8h y acaba a las 20h o de 9h a 21h. Evita comer tres o cuatro horas antes de irte a la cama. Y, para acabar, es muy recomendable tener un seguro de salud eficiente, pues la pronta detección de muchas enfermedades, supone la diferencia entre algo grave o solo una anécdota.

Privacy Preference Center